Acerca de

¡Hola! Yo soy Poli Sotomayor.
Me resulta difícil describir quién soy aquí, no porque no sepa quién soy sino porque soy muchas cosas. No, no exagero y no, no es presunción, más bien es la mezcla de lo que pasa cuando juntas pasión + hiperactividad + creatividad + locurita + una mente muy ñoña en la misma persona.
Así que voy a tratar de describir un poquito de mí, pero creo que básicamente se resume en: Hola, soy Polifacética (me responden unos tiburones en mi cabeza y dicen “Hola Poli”).
  • Soy activista, YouTuber, cantante, escritora, tallerista y viajera. Vivo en una van, recorriendo México para llevar pláticas, talleres, acciones activistas y más, gratis, para fomentar una cultura y práctica de justicia y dignidad para todxs.
  • Soy yogui y socióloga desde hace más de una década (ya sé que no tiene que ver una cosa con la otra pero entran en el mismo período).
  • Soy politóloga, comunicóloga, 1/8 de antropóloga, 1/16 de psicóloga social y 1/32 de pedagoga… bueno, bueno, no es así de exacto, pero digamos que he estudiado todas las disciplinas anteriores en instituciones universitarias. Actualmente estoy por terminar un doctorado (si es que me lo permite el jodido sistema académico y burocrático de este país) y soy investigadora sobre políticas de salud y sociología de la alimentación.
  • Empecé a hacer activismo por el medio ambiente cuando tenía 12 años y casi al mismo tiempo me volví una pequeña crítica del sistema hegemónico, del patriarcado y de la ciencia (lo que me llevó a perseguir una profesión científica), a los 16 me sumé activamente al movimiento por el respeto y los derechos afectivos y sexuales (movimiento lgbtttqiap+) y a los 18 me asumí feminista a todos los vientos. Comencé a hacer investigación, divulgación y activismo por la salud (sobretodo desde los temas de salud mental, alimentación y políticas de la salud) a los 25 y un par de años después me sume al movimiento por la liberación animal. Actualmente tengo 30 años.
  • Soy ciclista y montañista.
  • Soy vegana, antiespecista, feminista, anarquista, bisexual, libertaria, minimalista, segundamanista (jajaja no supe como decir “no consumista”/zero waste/no compro nada y si lo hago sólo lo hago si es artesanal, local y/o usado), freegan, poliamorosa, muuuy amorosa y mil etiquetas más resignificadas y autopegadas con pegamento libre de crueldad animal.
  • No, no soy el cliché de la rara hippie-punk (o quizá sí), soy el justo resultado de una vida en el eje del conocimiento, la libertad y la no violencia. Sí me baño, con agua fría y con champú artesanal herbal, sí, sí pinto mi cabello con tintes de colores veganos y biodegradables, no, no me quito los pelos de las axilas, todos los humanos los tienen, los hombres los tienen, tú los tienes, ¿qué necesidad de violentar a las mujeres y mentir diciendo que es suciedad pero sólo en axila de mujer?… Peeeeero bueno, sí soy medio hippie ¿a quién no le gusta abrazar a todos cantando, bailando y hablando de la maravilla que es la vida? Bueno a mí sí me gusta, si necesitas quien te abrace: soy tu persona; y sí, también soy bien punk: la confrontación es mi parte favorita de no ser indiferente ni “adecuado según la norma”.
  • Nada me da más alegría en esta vida que vivir entre montañas, hacer deporte al aire libre y crear contenidos para compartir con ustedes: una comunidad genial que con los años se ha ido sumando a mis discusiones y que ha llenado muchísimo mi corazón. Por eso es que tengo un canal en YouTube, una cuenta de Instagram, dos blogs y una cuenta en Research Gate, donde publico todo lo que realizo en términos más “academicosos”.
  • Creé esta página  para poder compartir más y para que sea más fácil informarles de mis proyectos, pláticas, etecé, pues como algunos saben es una locura para mí mi perfil personal por todos sus mensajes y comentarios (¡Gracias!) y también porque hago talleres, conferencias, tours de activismo por México, clases de alimentación saludable, vegana, creativa y deliciosa con VeggieRetiros y muchas cosas más.
  • Ya por último: soy bien rollera… Si no me quitan el micrófono sigo hablando (le quitan el micrófono y corre por él).
¡Y ya! Ese es un cachito de mí. Hay mucho más de mí y de todo lo que comparto sobre todos los temas que les he mencionado antes, en mis redes y los invito a acompañarme:
¡Gracias por ser parte de mi manada! y si vas llegando ¡Bienvenidx!
Sonrisas avergonzadas de hablar tanto de mí misma,
Poli.